20 de febrero de 2014

En el Día Internacional del Gato te mostramos su lado oscuro


La vida te da sorpresas, decía la canción. Hace un tiempo que llevaba dándole vueltas a la idea de dedicar otro jueves a los gatos (aquí la primera edición). Y justo cuando estoy terminando de seleccionar los cortos me entero por casualidad de que hoy es el Día Internacional del Gato. Por supuesto no es un día aceptado por la ONU, de hecho sólo lleva cuatro años celebrándose, pero si uno no fuera un escéptico incurable incluso podría decir que se trata de una señal.


Los gatos, esa raza privilegiada que lleva siglos dirigiendo sutilmente nuestras acciones hasta el punto de llevarnos a desarrollar un sistema global de intercambio de fotos y vídeos suyos. Pero no nos engañemos, los gatos también tiene su lado oscuro (y si no preguntadle a mis cortinas), y hoy quiero contribuir a mostrarlo de la mejor forma que sé, a través de cortometrajes.

Empezamos con el más popular de ellos. En The Cat Came Back Cordell Barker toma una canción popular para crear un divertido cortometraje de animación que estuvo nominado al Oscar en 1989. Un corto que nos demuestra que el popular recurso cómico del personaje que no es capaz de librarse de un objeto (el gato del título, en este caso) aún puede dar bastante de sí cuando se tiene humor y sentido del ritmo.



The Cat Came Back (1988), de Cordell Barker. 7:41 min.
Animación. Comedia. Mudo.



El corto anterior nos muestra el daño que puede causar un gato desatado en nuestro mobiliario. Y es que incluso el gato más dócil puede convertirse en un problema cuando preparas la casa para alguna ocasión especial. Como, por ejemplo, a la hora de decorar el árbol de Navidad, tal y como nos muestra el anuncio que el estudio Fiftyeight 3D realizó para la compañía Lawson como parte de una serie de vídeos protagonizados por un hombre y su gato.



Merry Catmas (2010), de Fiftyeight 3D. 1:20 min.
Animación. Anuncio. Comedia. Mudo.


A estas alturas seguro que muchos estaréis preguntándoos lo mismo cómo es que a estas alturas aún no haya mencionado el principal peligro de los gatos: que se vuelvan gigantes y traten de destruir nuestra ciudad. Algo de lo que ya intentaron advertirnos los creativos de Platige Image cuando crearon este vídeo para promocionar un nuevo software de Benchmark (y que descubrí gracias a Arte y Animación).



Catzilla (2012), de Jakub Jablonski y Bartek Kik. 2:44 min.
Animación. Acción. Ciencia ficción. Mudo.


Y terminamos con el único cortometraje de imagen real de hoy, que por sí solo bastaría para justificar la referencia al lado oscuro de los gatos. Tibs es el protagonista de este corto de Sam Huntley, un bonito gato doméstico que cada día le deja un regalo a su anciana dueña.



Tibs (2012), de Sam Huntley. 2:23 min.
Terror. Inglés.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido?

¿Tienes tiempo para ver uno más?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...