28 de agosto de 2014

Carnaval de animación (4)

Bienvenidos a otra edición más de este pequeño carnaval de animación, el cuarto en el blog. Como se está convirtiendo en norma os traigo cuatro cortometrajes de a lo sumo cinco minutos, breves pero de un altísimo nivel.

Empezamos con Night Light (2012), el trabajo de fin de grado que realizó Qing Han en el programa de animación del Sheridan College. Una preciosa historia sobre una chica que pinta peces de luz voladores. A pesar de su corta duración, poco más de un minuto, es el fruto de un duro trabajo; según la autora es el fruto de unos cinco meses, con doce horas diarias siete días a la semana.


Si os ha gustado la estética del cortometraje, podéis disfrutar también de los dibujos de Qing Han en su portafolio o su página de DeviantArt.



Night Light (2012), de Qing Han.
Animación. Fantástico. Mudo.






Cambiamos el tercio con otro cortometraje que a pesar de su apariencia fantástica aborda un tema muy serio y de triste actualidad. Se trata de Un conte, del alumno de Gobelins Giallaume Arantes.



Un conte (2013), de Giallaume Arantes. 2:24 min.
Animación. Drama. Fantástico. Mudo.




Para disipar el drama de Un conte pasamos a una gamberrada realizada por Joos Lieuwma. En Things You'd Better Not Mix Up nos muestra, con mucho humor negro y algo de mala leche, la razón por la que algunas cosas no deberían confundirse.



Things You'd Better Not Mix Up (2012), de Joos Lieuwma. 2:11 min.
Animación. Comedia. Mudo.



Terminamos con un cortometraje que estuvo entre los finalistas de los Premios Vimeo 2012. Una historia que pese a no resultar ganadora sí que alzó con el favor del público, que quedó cautivado por esta hermosa historia de amor y distancia entre un montón de arena y una montañita de nieve.



Bottle (2010), de Kristen Lepore. 5:24 min.
Animación. Stop-motion. Fantástico. Romance. Mudo.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido?

¿Tienes tiempo para ver uno más?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...