1 de diciembre de 2011

Un cerdito hambriento y un vampiro fugaz

...aunque durante un rato he estado dudando entre este título y El encanto de lo aparentemente simple. Porque eso es lo que os traigo hoy, dos cortos de animación que en primer vistazo nos podrían parecer sencillos, pero que pronto se encargan de sacarnos de nuestro error.

Empezamos con Ormie. Ormie es un cerdito. Un cerdito con hambre. Y ahí, sobre el frigorífico, casi al alcance de la mano, hay un tarro de galletas. Como podéis suponer la clave está en el casi.


Una idea que hemos visto muchas veces en los dibujos animados (a ratos me recuerda los incansables intentos del Coyote por alcanzar al Correcaminos), sin más elementos en la pantalla que Ormie, el frigorífico y todo lo que pone en juego el cerdito para conseguir las galletas. Pero una cosa es decirlo y otra muy distinta conseguir a partir con esto una divertida pieza tan llena de ritmo que al terminar no puedes menos que pensar ¿todo esto ha pasado todo eso en  menos de cuatro minutos?

Ormie es obra de Rob Silvestri, que anteriormente ha trabajado como animador en Gnomeo y Julieta o 9. Lo descubrí en Tridimagine.

Actualización: Llegan varias visitas al blog buscando cuál es la canción que suena durante el cortometraje. Parece que se trata de una versión de Les Cornichons, de Nino Ferrer.



Ormie (2010), de Rob Silvestri. 3:56 min.
Animación. Comedia. Mudo.


Y de postre os traigo una pieza que lleva hasta al extremo la noción de cortometraje. La web Greyscale Gorilla organiza periódicamente los concursos Five Second Projects. Para participar es necesario enviar un vídeo de cinco segundos sobre un tema concreto. Aunque el concurso se plantea como un escaparate donde mostrar las habilidades de sus participantes en el campo del diseño gráfico, el portugués António Silva fue un poco más lejos logrando la hazaña de contar una (pequeña) historia en esos cinco segundos, lo que le convirtió en el merecido ganadaor del Five Second Project Monster Bash.

Y si después de ver Vampire Bash pensáis que es demasiado simple... ¿cuánto hace que no contáis hasta cinco?



Vampire Bash (2011), de António Silva. 0:05 min.
Animación. Mudo.

Vampire Bash lo descubrí gracias a @FS_Espana.

6 comentarios :

  1. Ummmm Me están entrando ganas de hacer galletas!!! Qué gracioso! Y el segundo me parece genial, me alucina que en 5 segundos se pueda contar tanto!

    ResponderEliminar
  2. Los dos cortos son bárbaros!!!
    Con "Ormie" me morí de risa!! Espectacular!!
    Y "Vampire Bash" es genial. Increíble lo que logró el autor en 5 segundos!!!
    Me encantaron!!
    Saludos para vos y para Aprendíz de repostera, con quien compartimos el gusto por tus cortos y por las galletas!!
    Lau.

    ResponderEliminar
  3. ESPECTACULAR, ESPECTÁCULO EN..........5 SEGUNDOS!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  4. Muy chulis los dos, aunque me llama la atención sobre todo el requetecorto de 5 segundos, muy original! Tienes razón con tu "segundo título", a veces no hay que complicar demasiado las cosas para hacerlas geniales! ;)

    ResponderEliminar
  5. MUY BUENOS, sobre todo el de Ormie. Por cierto, alguien sabe cual es la cancion que suena en ese corto? Me encantaa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que se trata de una versión de Les Cornichons, de Nino Ferrer: http://www.youtube.com/watch?v=f6sPrpEJfEk

      Eliminar

¿Qué te ha parecido?

¿Tienes tiempo para ver uno más?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...